Meditación Vipassana, una herramienta de curación

0 Comentarios maanito Por maanito el 13 de June de 2016

Buda, El Budismo, Estatua, Religión, Asia, Espiritual

Vipassana, que significa ver las cosas realmente como son- es una de las técnicas más antiguas de meditación dela India. Fue redescubierta por Gotama el Buda hace más de 2500 años. Él enseñó esta técnica aproximadamente por 45 años a sus discípulos y los liberó de la esclavitud del dolor, el sufrimiento y el miedo. Al pasar el tiempo sus discípulos llevaron la técnica a zonas vecinas como la antigua Birmania, Sri Lanka y Tailandia, entre otras.

La meditación Vipassana no es una religión y la pueden practicar personas de cualquier fe o creencia. Tiene como objetivo la erradicación total de las impurezas mentales y la consecuente felicidad suprema, por la liberación total. No sólo la curación de las enfermedades como la cefalea, sino la curación esencial del sufrimiento humano.

La interrelación entre mente y cuerpo

La meditación Vipassana es una forma de auto-transformación a través de la auto-observación. Se centra en la profunda conexión que existe entre la mente y el cuerpo, que se experimenta cuando disciplinamos la forma en que observamos las sensaciones físicas y las relacionamos con lo que sentimos en nuestra mente. En este viaje de auto- observación la raíz común presente entre mente y cuerpo disuelve las impurezas mentales, dando como resultado una mente equilibrada llena de amor y compasión.

Las leyes científicas que operan en nuestros pensamientos, sentimientos, juicios y sensaciones se vuelven claras. A través de la experiencia directa nos damos cuenta cuando nuestra naturaleza progresa o cuando retrocede, entendemos qué nos produce sufrimiento o cómo podemos liberarnos a nosotros mismos de ese sufrimiento y nuestra vida se vuelve cada vez más consciente, menos decepcionante, con más auto-control y paz.

La Tradición

El conocimiento de la meditación Vipassana estuvo casi desaparecido de la India, durante 5 siglos, pero la antorcha encendida por el Buda se mantuvo viva gracias algunos de sus devotos discípulos de otros países, sobre todo de Birmania. Las enseñanzas de la meditación Vipassana se preservaron a través de una cadena de dedicados maestros, que la transfirieron a las sucesivas generaciones, de la forma más pura.

El maestro actual de Vipassana, es el señor S. N. Goenka, nació y creció en Birmania, país donde afortunadamente pudo aprender la técnica de su maestro Sayagyi U Ba Khin, un alto funcionario del gobierno en su tiempo. En 1969, Goenka se trasladó a la Indiay comenzó a enseñar la meditación Vipassana. Desde entonces, ha enseñado este arte y ha mejorado la vida de miles de personas de todas las razas y comunidades de oriente y de occidente. En 1.982, sus discípulos comenzaron a ayudarle a dar a conocer la técnica Vipassana en otras partes del mundo, en varios países occidentales, especialmente en los Estados Unidos.

Ejercicio Práctico de Meditación Vipassana para principiantes

Trata visualizar tu abdomen mentalmente (no con tus ojos), el objetivo del ejercicio es estar consciente de los movimientos que produce tu estómago cada vez que inhalas y exhalas aire. Si desde un comienzo no tienes claro cómo es el movimiento, entonces coloca ambas manos en tu abdomen y siente como éste baja y sube cada vez que respiras. Tras un corto período de tiempo podrás notar el movimiento descendente de la exhalación. Tú debes poder visualizar mentalmente el movimiento del estómago al mismo tiempo que está ocurriendo. De este ejercicio aprenderás a conocer la forma en que en realidad ocurren los movimientos de ascenso y descenso en tu abdomen. No pienses en la forma de tu abdomen, lo que realmente necesitas percibir es la sensación corporal de la presión que causa el movimiento del abdomen.

Para los principiantes este es un método muy eficaz para desarrollar las facultades de atención, concentración y la visión contemplativa. A medida que la práctica progresa los movimientos serán más claros. La habilidad de conocer como ocurren cada uno de los procesos físicos y mentales, en cada uno de los 5 órganos sensoriales solamente se puede obtener a través del desarrollo de la contemplación interior. Dado a que eres un principiante y tu concentración y atención todavía son débiles, podrías tener dificultad para mantenerte enfocado mentalmente mientras se produce cada movimiento, entonces recuerda que esto es un proceso de aprendizaje y en la medida en que lo practiques irás controlando la técnica cada día más.

Continúa con estos ejercicios con la consciencia plena de los movimientos de ascenso y descenso de tu abdomen. No verbalices la acción de “subida y bajada”, sólo se consciente de los movimientos. Tampoco apresures la respiración para que el movimiento sea más marcado, esto produce fatiga e interfiere con la práctica.

Mantén en tu mente estos dos movimientos, que están siempre presentes en nuestra vida, pero no siempre estamos conscientes de ellos.


Aviso Legal